Ajo Macerado 220 perlas

Antiséptico, antibiótico, desinfectante y depurativo. Reduce la presión arterial, el nivel de colesterol y la agregación plaquetaria. Hipertensión, infecciones.
Gana 9 puntos De Natural (0.09)
8.70
IVA INCLUIDO
Entrega en 1-3 dias
Envio GRATIS para pedidos superiores a 40€
 El ajo tiene tres propiedades fundamentales: protector frente a infecciones, regulador de la tensión arterial y protector contra la aterosclerosis. 

El ajo debe sus propiedades antiparasitarias a unas sustancias volátiles con propiedades vermífugas, es decir, matan parásitos intestinales y gástricos; y debe sus propiedades antibióticas y antivíricas a una sustancia llamada “alicina”, con propiedades antisépticas, bactericidas y fungicidas. Se ha demostrado actividad in vitro contra Candida albicans, Trichomonas, Staphylococcus aureus, E. coli, Salmonella typhi, S. paratyphi, Shigella dysenterica y Vibrio cholerae. Como regulador de la hipertensión, el ajo actúa como vasodilatador, de esta forma reduciendo la presión arterial, y reduce la agregación plaquetaria, mejorando notablemente la circulación sanguínea. Por último, el ajo ha demostrado poseer una acción hipolipemiante, reguladora tanto de triglicéridos como de colesterol en sangre. 

Resumiendo, el aceite de ajo protege el sistema cardiovascular (y el organismo en general) a tres niveles: previniendo infecciones, controlando la tensión arterial y regulando el nivel de colesterol.

MODO DE EMPLEO: 600-1200 mg tres veces al día, con comidas.

Advertencias: El ajo no presenta muchas contra indicaciones, sin embargo, ciertas personas han experimentado cierta halitosis, que suele desaparecer al cabo de un tiempo. En dosis muy elevadas, con el estómago vacío, puede producir irritación gástrica. Podría aumentar el sangrado, por lo que en casos de tomar anti coagulantes, consultar con un facultativo. No recomendado durante el embarazo y la lactancia.

Selecciona país y tu código postal para calcular los gastos de envío