Aceite de almendras dulces, beneficios y usos

Aceite de almendras dulces, beneficios y usos

aceite de almendras dulces

El aceite de almendras es un producto natural que se obtiene del prensado en frío del fruto del almendro, de la familia de las rosáceas, que tiene su origen en las regiones de Asia Central, donde es cultivado desde hace miles de años.


Las almendras son conocidas por su gran valor nutritivo debido a su alto contenido de vitaminas A, B y E, y ricas en proteínas y minerales.


El aceite de almendras dulces, está compuesto por grasas monoinsaturadas, ácido oleico y ácidos linoleicos como el omega 3 y 6. Además, contiene antioxidantes y minerales esenciales muy beneficiosos. Su color es ligeramente dorado y no tiene un aroma fuerte sino dulce.


Es muy utilizado en los remedios caseros naturales gracias a su facilidad para usarlo y por sus propiedades medicinales las cuales podemos aprovechar para mejorar tanto nuestra piel como el cabello. Es un gran aliado para prevenir el envejecimiento prematuro y las manchas.


Gracias todos estos beneficios es un producto esencial en la elaboración de productos cosméticos para el cuidado de la piel y del cabello.


Por su textura se puede aplicar directamente sobre la piel tanto como tratamiento facial como corporal.


Beneficios y usos del aceite de almendras dulces

Protege e hidrata la piel

El aceite de almendras se puede aplicar directamente sobre la piel para hidratarla y protegerla de manera natural. Es perfecto incluso para pieles sensibles.


Si aplicamos este aceite después de la ducha reforzaremos sus beneficios humectantes e hidratantes para la piel reteniendo la humedad en ella.


Como hidratante facial podemos aplicar una o dos gotas del aceite después de lavarnos la cara conseguiremos que nuestra piel esté mucho más hidratada, suave y lisa. Podemos hacer lo mismo con nuestro contorno de ojos.


Espesar las pestañas

Tiene propiedades hidratantes que ayudarán a que tus pestañas se vean mucho más saludables. Si deseas lucir unas pestañas más largas y espesas, tan solo necesitarás unas gotitas de aceite de almendras aplicado todas las noches.


Lleva a cabo esta operación todas las noches y verás como, en unas semanas, tus pestañas se ven mucho más largas y espesas.


Para las estrías

Gracias a sus propiedades emolientes y alisadoras, este aceite aporta una mejor circulación, lo que puede ayudar a reducir las estrías. El tratamiento más efectivo dependerá del tipo de estrías, la profundidad y la antigüedad de estas.


Podemos aplicar un poco de aceite de almendras en la zona afectada y masajeando con movimientos circulares unos minutos. Deshacerse de las estrías requiere de paciencia y constancia, el mejor tratamiento será siempre la prevención.


Una aplicación diaria por la noche resulta efectiva, principalmente durante el embarazo. Si lo que se busca es prevenir la aparición de estrías se pueden realizar dos o tres aplicaciones por semana.


Mejora el aspecto de las uñas

Para ello solo tenemos que mojar un algodón en aceite de almendras y pásalo alrededor de todo el contorno de la uña dos o tres veces al día.


Efecto antinflamatorio

Gracias a su contenido en zinc y vitamina E, se ha demostrado que el aceite de almendras actúa como un potente emoliente y calmante a la hora de tratar aquellas zonas en donde existen eczemas, herpes o una acumulación excesiva de piel seca.


Reduce la sequedad y la irritación

Está considerado como uno de los aceites más hidratantes, ayudando a suavizar la piel y dándole más elasticidad sin llegar a cuartearla.


Elimina los pruritos y también evita la aparición de dermatitis más graves y relaja de forma considerable la irritación y el picor provocado por las erupciones cutáneas.


Gracias a su alto contenido en vitaminas, especialmente B, es excelente para combatir las asperezas y calmar las irritaciones. Penetra fácilmente en tu piel, la suaviza y protege del clima extremo.


Cura heridas y leves quemaduras

El aceite de almendras tiene también un efecto humectante sobre la piel. Por ello, es un potente aliado para tratar heridas o quemaduras algo leves.


Elimina las manchas de la piel

Su capacidad de blanqueamiento es otra de las razones por las que este aceite se ha hecho tan popular entre gente con manchas y marcas cutáneas. Solo es necesaria mezclar un poco de aceite de almendras con algo de miel y aplicar directamente sobre el área afectada.


Reduce las ojeras

Solo aplica un poco de aceite de almendras en el contorno de los ojos, con movimientos circulares, antes de dormir. Al ser rico en vitamina E, rejuvenece tu piel y si eres constante en su uso, aclara ligeramente la zona.


Desmaquillante

Aplica unas gotas en todo tu rostro y ojos, en seco, y masajea para retirar todo el maquillaje tanto de los ojos como del rostro. Luego puedes eliminar los restos de aceite con agua templada o un algodón mojado en tónico.


Nutre y protege el cabello

Contiene una alta concentración de proteínas y vitaminas A, B y E, que ayudan a añadir brillo a los cabellos secos y sin vida.


La aplicación directa del aceite de almendras directamente en el cabello tendrá efectos reparadores y nutritivos desde la raíz hasta las puntas.


Permite que este crezca más grueso, más largo y más fuerte. También se utiliza para dar luminosidad al cabello.


Los mejores aceites de almendras dulces

Aceite De Almendras Dulces de Drasanvi

Aceite De Almendras Dulces de Drasanvi

El aceite de almendra, extraído por presión de la semilla, se ha utilizado desde la antigüedad para regenerar, nutrir y mejorar la apariencia de la piel.
Aplicar el aceite sobre la piel húmeda y extender por todo el cuerpo mediante masajes circulares.


Sus propiedades emolientes permiten suavizar la piel, reducir las arrugas y estrías, así como calmar irritaciones cutáneas o descamaciones. Esta indicado para todo tipo de pieles, incluso para las más sensibles como la de los bebes.

aceite de almendras dulces Pranarom


Aceite de Almendra Dulce de Pranarom

Para proteger y calmar la piel, sobretodo para las pieles secas.


Composición: Más de dos tercios de ácidos grasos monoinsaturados (omega 9). Casi una cuarta parte de ácidos grasos poliinsaturados (principalmente omega 6). Algo menos de una décima parte de ácidos grasos saturados (ácido palmítico). Trazas de vitamina A.

Aceite de almendras dulces de Ynsadiet


Aceite de almendras dulces de Ynsadiet

Se recomienda especialmente en casos de sequedad deshidratación o descamación. Puede aplicarse sobre la piel húmeda tras el baño o la ducha y es ideal como aceite de masaje.  



Comentarios del post
Nuevo comentario
Código de validación
reload