Acné, consejos para prevenirlo y mejorarlo

Acné, consejos para prevenirlo y mejorarlo

mejorar el acné

El acné es una enfermedad inflamatoria, causada por múltiples factores, que afecta a las glándulas productoras de sebo (grasa) localizadas en la cara, la espalda, el pecho, los hombros, e incluso la parte superior de los brazos.


El origen de la aparición del acné en los adultos no está del todo definido, pero hay algunos factores que pueden desencadenarlo como los problemas hormonales, el estrés, la contaminación, el uso de cosméticos inadecuados para el tipo de piel, algunas alergias o intolerancias a ciertos alimentos, etc.


Aunque el acné normalmente aparece en la pubertad asociado al resto de cambios hormonales, esta situación puede mantenerse en el tiempo o aparecer con posterioridad, por lo que no es un problema que deba asociarse exclusivamente con la piel adolescente.


La persona que lo padece puede sentir inseguridades por los antiestéticos granitos que normalmente afectan a la cara.

Consejos para prevenir y mejorar el acné

No te toques la piel

Apretarte y rascarte las diferentes lesiones que produce el acné puede empeorar el problema y dejarte cicatrices o manchas oscuras en la piel. Además, las manos pueden ser siempre posibles portadoras de bacterias, lo que aumenta el riesgo de infecciones.


Cuida tu higiene facial

Limpia tu rostro dos veces al día con productos específicos para pieles grasas y lávate y sécate sin restregar. Posteriormente, hidrata tu cutis con cremas o geles que también sean adecuados para tu tipo de piel.


El ácido salicílico es un ingrediente clave para combatir el acné ya que exfolia la piel, ayudando a mantener los poros limpios. Después de aplicar el producto limpiador, sería recomendable también que te refrescaras la piel con una toallita limpiadora facial. Una pasada rápida eliminará el sudor y otras impurezas.


Desmaquíllate siempre al final del día con productos específicos para pieles con acné, de esta forma eliminarás todas las impurezas de la piel evitando que el brote de acné empeore.


Controla el estrés

El aumento del estrés genera un círculo vicioso del que puede ser complicado salir. El cortisol, la hormona que producen las glándulas adrenales para ayudarte a lidiar con los nervios, también aumenta la producción de grasa y dispara la inflamación.


Estos problemas estéticos merman la confianza de la persona, lo que a su vez genera mayor estrés emocional, perpetuando este peligroso ciclo, cada vez con mayor intensidad.


Aféitate con cuidado

Y solo cuando sea necesario. Si usas cuchilla, la hoja debe estar bien afilada y, antes de aplicarte la crema de afeitar, es recomendable que te laves la cara con agua y jabón a fin de ablandar la barba.


Lava e hidrata tu cara y tu cuello antes de afeitarte. Un limpiador o depurador facial, calentará el rostro, preparando toda la superficie de tu cara antes de afeitarte. También debes hidratar la piel con agua tibia durante un mínimo de tres minutos para suavizar el vello facial y hacer que sea más fácil de cortar.


Realiza pasadas ligeras y suaves cuando te afeites. Esto es especialmente importante en zonas de la piel irritadas.


Elige los cosméticos adecuados

Las personas con piel grasa deben escoger aquellos de consistencia no aceitosa y, sobre todo, los que incluyen la leyenda “no comedogénicos”, puesto que son los que no obstruyen los poros de la piel. Utilizar cosméticos de color y fotoprotectores libres de grasa.


Los tratamientos, para la piel con acné, siempre deben de ser específicos. Hay ciertos activos que llevan años demostrando su eficacia y es fundamental que estén incluidos en tus productos de uso diario como es el caso del retinol, ácido salicílico, peróxido de benzoilo o activos naturales como el aceite del árbol de té.


Protege tu piel del sol

Aunque a priori puede mejorar el acné, una vez pasado el calor la piel tiende a ejercer el efecto rebote y sufrir brotes más intensos.


Además, los rayos ultravioleta pueden provocar graves daños en nuestra piel a corto y largo plazo, por lo que es imprescindible protegerse adecuadamente con tratamientos fotoprotectores adecuados para pieles grasas.


Lávate el cabello con regularidad

Sobre todo si tienes el pelo graso, debes lavarte el pelo de manera periódica, con el fin de llevarlo siempre limpio y evitar que su grasa pase a la piel.


Sigue una dieta equilibrada

Debemos comer sano y excluir o reducir al máximo aquellos alimentos con alto índice glucémico como los azúcares refinados.


El azúcar, debido a su acción proinflamatoria, y los alimentos ricos en grasas trans (como el aceite de palma). Optar por glúcidos con un índice glucémico bajo permite mejorar clínicamente el acné y reducir el tamaño de las glándulas sebáceas.

Acude al dermatólogo

La mejor manera de prevenir las cicatrices es seguir cuanto antes el tratamiento adecuado para tu tipo de acné, que tu médico sabrá valorar. En ocasiones, el tratamiento incluye medicamentos que requieren un estricto control por parte del especialista.


Constancia en la aplicación de tratamientos

Tanto en el caso de los geles y cremas tópicos como en el de los medicamentos, al seguir un tratamiento contra el acné, debes cumplir las recomendaciones de tu dermatólogo al pie de la letra y ser constante en el tiempo.


Productos para tratar el acné

crema de pepino de armonia

Crema De Pepino de Armonía

Crema depurativa y refrescante no grasa, a base de pepino, estudiada para regularizar el cutis, mejorar los rostros juveniles con acné y eliminar las impurezas de la piel.


Esta crema hidratante esta especialmente indicada para pieles mixtas, grasas y acnéicas. Solo contiene ingredientes naturales para una piel sana y vital: 0% Parabenos, Siliconas, Parafinas, Colorantes y Ftalatos.
acnavance


Acnavance de Inovance

Es un complemento alimenticio a base de extractos de plantas, zinc, selenio, vitamina B5 y bacterias lácticas que disminuye la producción de sebo, reduce la inflamación, detoxifica el intestino, refuerza la inmunidad, detoxifica el hígado.

Acknes Gel


Acknes Gel de Esi-Trepatdiet

Es un gel facial transparente a base de aceite de árbol del té expresamente formulado para pieles con impurezas y con tendencia al acné.


El aceite esencial extraído de las hojas del árbol del té es un producto típico de Australia y se emplea desde hace siglos por sus propiedades. Contiene además ácido azelaico (purificante), zinc (normalizante del sebo), aloe vera (hidratante y nutriente) y las vitaminas A, E, F (útiles para la buena salud de la piel).


Comentarios del post
Nuevo comentario
Código de validación
reload