¡La piel de naranja NO mola!

¡La piel de naranja NO mola!

La piel de naranja es un problema que a todas nos llega. Es un dolor de cabeza, que se establece y cuando está ahí, y somos consientes de que está instalada en nuestro cuerpo, no sabemos qué hacer para desaparecerla. Si eres victima de esta enemiga, te contamos sus causas y qué podemos hacer para prevenirla, disminuirla y desaparecerla.   La piel de naranja se forma debido a depósitos de grasa en las capas más profundas de la piel, formando nódulos de grasa y toxinas. Se asocia la presentación de ésta a alimentación no saludable, poco ejercicio, estrés, escaso cuidado de la piel, entre otros. La genética y los problemas hormonales, tienen su cuota. Así mismo, la retención de líquidos y los problemas circulatorios o de retorno venoso, hacen parte de este grupo. Las zonas en las que más se evidencia son los glúteos, los muslos y las caderas. Con solo leer uno ya quiere arrancarla de su cuerpo. Ojalá fuera tan fácil como cuando pelamos una naranja, pero no. Hay que trabajar y darnos una ayudita con productos elaborados para esto.   Es importante que cambiéis hábitos cotidianos para poder mejorar nuestra piel. Hidratarla, humectarla y tener cuidado constante, nos permitirá que esté saludable y tersa. Una piel descuidada tiene tendencia a secarse, un cuerpo sin ejercicio, acumula grasa y es cuando aparecen los problemas estéticos y de salud.   ¡Entonces aquí tres cosas que debéis hacer para que esta piel de naranja salga de vuestra vida de una vez y no regrese jamás!  
  1. Bebe agua diariamente: lo de los 8 vasos, ¡es cierto!
  2. Ejercítate: Empieza una rutina de ejercicio que movilice todas las partes de vuestro cuerpo. Debe incluir piernas, glúteos, pantorrillas, abdomen, brazos y estiramiento. La flexibilidad es fundamental para el cuerpo.
  3. Nutre la piel: utiliza productos que tengan características estimulantes, drenadotas y desinfiltantes. De igual forma, que estén enriquecidos con elementos que alimenten la piel, por ejemplo: aceite de jojoba, de germen de trigo, aceites esenciales naturales, extracto oleoso (aceite de albaricoque) de hojas de abedul, de rusco, de romero, té verde y vinagre de sidra
  Ten en cuenta que cuando decidas usar un producto, es aconsejable que contenga estas propiedades que enriquecen la piel, ganando firmeza, elasticidad y suavidad. Es importante que tengáis en cuenta las siguientes recomendaciones para su utilización y tener resultados provechosos:   1. Masajea la piel seca durante 5 minutos para activar el fluido linfático. Procura efectuar el masaje siempre con una presión moderada y en dirección hacia el corazón. 2. Aplica el producto mediante un masaje con movimientos circulares hasta su total absorción.   Si usáis estas técnicas y te ayudas con productos de buena calidad y naturales logra desaparecer esa piel de una vez por todas. Inténtalo, esfuérzate y se persistente para lograr el objetivo. Os aseguramos que no te arrepentirás.     Desde De Natural recomendamos - Cellimine Piel Naranja - Aceite Abedul Weleda

Comentarios del post
Nuevo comentario
Código de validación
reload