Mi hijo no duerme ¡auxilio!

Mi hijo no duerme ¡auxilio!

¿Tu hijo te ha sacado unas ojeras increíbles porque no se va a la cama a la hora indicada?, entonces este artículo es para ti. Te contaremos a qué se debe la falta de sueño y qué puedes hacer para ayudarlo a encontrarse de manera adecuada y apacible con Morfeo, y tu puedas descansar como te lo mereces. La causa de problemas del sueño en los niños, suele ser por diferentes motivos, lo importante es poder detectar a qué se debe, para poder resolver el problema. Algunos de estos inconvenientes, son ocasionados por malos hábitos insaturados desde el nacimiento y otros por situaciones psicológicas.   Hábitos inadecuados del sueño: - Temperatura inapropiada - Exceso de luz - Aparatos eléctricos (T.V, Computadoras, entre otros.) - Inconsistencia en el horario de ir a la cama y la hora de levantarse - Actividades estimulantes después de 6:00pm - Proveer alimentos con alto contenido energético (chocolate) - No tener una rutina establecida como ritual de irse a dormir Si algo de esto te está faltando, es hora de ir haciendo ajustes, para asegurar un descanso relajante y reparador, tanto para ti, como para tu hijo. Si lo haces y aún así tu peque sigue teniendo dificultades para conciliar el sueño, te mencionamos las causas psicológicas que pueden influir en que tu hijo no quiera dormir: Causas Psicológicas: - Pesadillas - Terrores nocturnos - Insomnio - Despertares nocturnos Estas causas psicológicas, no son graves, pero si alteran el comportamiento de tu hijo, generando ansiedad y miedo constante, pues asocian el ir a la cama con algo malo y feo para ellos. Ante estas dos causas (malos hábitos y de origen psicológico) la solución es fácil y no es necesario acudir al médico. Por lo contrario, si ves que tu hijo presenta problemas más reiterativos, que pueden convertirse en trastorno, es hora de ir al pediatra. ¿Cómo saberlo? Fíjate si la falta de sueño es muy recurrente en la noche, y por lo tanto durante el día no para de dormir; eso sí, asegúrate de que estás haciendo bien las cosas tú y le estás dando su espacio nocturno para un buen descanso, de lo contrario, retorna al primer punto y ajusta las rutinas de tu casa. Para ayudar a que el sueño en tu hogar sea una hora especial, tranquila, cómoda y relajante, te aconsejo que implementes momentos de relajación una hora antes de iniciar el ritual de dormir. No hagáis ruidos fuertes, no encender la televisión, no escuchar música muy enérgica y sobre todo, no permitáis que corra por la casa. Contrario a esto, permitirle que lea un cuento, escuche música tranquila, dibuje o pinte, estas son actividades que disminuyen la actividad cerebral y ayudan a que entremos en una etapa de enfriamiento neuronal, que es ideal para conciliar el tan anhelado sueño. Igualmente, sabemos que a pesar de que hagamos esto, puede que no funcione, pues hay niños muy activos, sociables y parece que se movieran a la velocidad de la luz. Si este es tu caso, es importante que te apoyes en recursos que te ayuden a proveer la tranquilidad y relajación que necesita para poder entrar en la etapa de calma y enfriamiento. Algunas hierbas naturales permiten que esto suceda, por ejemplo la Tila, Melissa y el Azahar, son altamente recomendados para relajar a los niños y brindarles un adecuado descanso reparado, necesario para crecer, tanto neuronalmente, como físicamente. Estas plantas, ayudan a reducir y prevenir cólicos, gases y malestar digestivo, así como a disminuir la agitación nerviosa y la hiperactividad de forma natural. Para finalizar, quiero contarles algunas consecuencias de un mal dormir y que éstas les permitan comprender la importancia de asegurar, que tanto nosotros, como nuestros hijos, logren un sueño reparador. Estas son algunas consecuencias: - Problemas  en la memoria y la atención, que son dispositivos básicos del aprendizaje - Alteraciones en el comportamiento - Cansancio e irritabilidad - Ansiedad y depresión infantil - Alteración en la secreción de la hormona del crecimiento.   ¡Entonces a por un sueño tranquilo, profundo y reparador!   Desde De Natural recomendamos: www.denatural.es/para-dormir-ninos   Articulo escrito por nuestra Psicóloga
Juliana Olmos Alonso
Psicóloga-Educadora
Certified Positive Discipline Parenting Educator

Comentarios del post
Nuevo comentario
Código de validación
reload