Cómo prevenir las infecciones de orina

Cómo prevenir las infecciones de orina

infección de orina

La infección de orina se trata de una infección que afecta al sistema urinario y puede estar causada por cualquier tipo de bacterias, virus hongos o parásitos, aunque lo más frecuente es que sea de origen bacteriano.


Lo más habitual es que el E-Coli, presente en el intestino alcance la uretra, y provoque una infección urinaria, que a menudo deriva en una cistitis o inflamación de la vejiga. La anatomía femenina hace que sean más habituales entre las mujeres. Esto se debe a que la uretra, que es el conducto por el que pasa la orina desde la vejiga hasta el exterior, es más corto en las mujeres que en los hombres, lo que facilita que los gérmenes del exterior lleguen hasta el sistema urinario e infecten la uretra, la vejiga o los riñones.


Si la infección se adquiere a través de las vías urinarias afectará a la uretra, la vejiga y/o los uréteres; pero si el contagio se ha producido a través de la sangre, entonces lo más probables es que se sitúe en los riñones.


Puede provocar una serie de síntomas, como dolor o escozor al orinar, molestias en el la zona baja del abdomen, sensación de urgencia para orinar, ganas permanentes de hacerlo o impresión de no haber finalizado.


Consejos para evitar la infección de orina

Beber líquido de manera abundante

La infección de orina se produce por la entrada de bacterias en la uretra por lo que si bebes mucha agua, se recomienda beber 2 a 4 litros diarios, orinas más y limpiaras el conducto de posibles bacterias con tu propia orina.


Orina después de las relaciones sexuales

La infección urinaria no es una enfermedad de transmisión sexual, pero el acto sexual en sí produce fricción, lo que lleva a la irritación de la región genital y ayuda a difundir las bacterias del perineo. El acto de orinar al final de cada relación sexual ayuda a «lavar» la uretra, sacando las bacterias que pueden haber migrado durante el sexo.


Fortalece tu sistema inmunitario

Los probióticos, son bacterias beneficiosas que habitan en nuestro tracto intestinal ayudan a que el sistema inmunitario esté a pleno rendimiento y pueda combatir agresiones bacterianas que impliquen una infección.


Lavar con jabón neutro

Lavar, con jabones neutros, de delante hacia atrás, para evitar la contaminación, y no hacer duchas vaginales. Ducha en lugar de baño para higiene diaria. Secar en la misma dirección. Las bacterias causantes pueden proceder de una incorrecta eliminación de las heces.


Prohibido utilizar cierta clase de productos higiénicos irritantes en las zonas genitales (aerosoles, talcos...).


No te aguantes la orina

La retención favorece el crecimiento de bacterias. No hay reglas sobre cuántas veces has de ir, pues depende de la frecuencia con la que bebas. Una frecuencia aproximada es orinar cada 3 o 4 horas. Y procura vaciar totalmente la vejiga.


Usa ropa interior de algodón y transpirable

Es recomendable que la ropa interior que uses sea de algodón para no mantener humedad por mucho tiempo. Además, hay que cambiar la ropa interior diariamente.


El arándano rojo, tu mejor aliado

El arándano rojo, también conocido por su nombre en inglés cranberry, es muy conocido por ser un buen preventivo.

Su riqueza en taninos, quercitina y vitamina C ayuda a impedir que la bacteria se adhiera a las mucosas del tracto urinario.

Puedes tomarlo en zumo, un vaso al día. Pero también existen suplementos que pueden funcionar muy bien.


Limpiar de adelante hacia atrás

Como la infección urinaria es causada por bacterias que provienen del perineo y de la región anal, en la hora que estás limpiando el ano o la vagina con un papel higiénico, la dirección debe ser siempre de adelante hacia atrás, es decir, el papel pasa  primero en la vagina y después en el ano, nunca al revés. El objetivo es no arrastrar bacterias de la región anal a la vagina.


Evita el uso indiscriminado de antibióticos

Algunas personas con cuadros frecuentes de infección respiratoria alta, principalmente de la garganta, nariz u oído, terminan haciendo uso frecuente de antibióticos, a menudo innecesariamente, ya que una buena parte de estas infecciones es causada por virus.


El uso indiscriminado de antibióticos durante la vida puede cambiar la composición normal de la flora bacteriana vaginal facilitando la aparición de infecciones ginecológicas tales como candidiasis o infección del tracto urinario. El uso frecuente de antibióticos también puede seleccionar las bacterias de los intestinos, creando cepas resistentes, lo que lleva a la aparición de infecciones urinarias resistentes a antibióticos habituales.


Tener precaución con algunos métodos anticonceptivos

Algunos preservativos, cremas espermicidas o el diafragma, no son recomendables para personas propensas a las infecciones urinarias. En este caso, lo más aconsejable es acudir al especialista para cambiar de método.


Los mejores productos para la infección de orina

Mayla Pharma Sisteurin Forte

Mayla Pharma Sisteurin Forte 20 cápsulas

Con Mayla Pharma Sisteurin Forte puedes prevenir las infecciones de orina. Contiene una mezcla de extractos botánicos especialmente indicada en caso de:

- Infecciones urinarias.

- Infecciones recurrentes.

- Infecciones post-coitales.

- Mujeres que utilizan un dispositivo intrauterino (DIU) o diafragma vaginal.

- Personas que toman antibiótico de forma continuada.

Cysticare

Cysticare 60 comprimidos

Los comprimidos de Cysticare están especialmente formulados con extractos naturales y de alta calidad a base de hierbas que se refinan y se purifica para una máxima absorción y utilización en el cuerpo.


En estos comprimidos se combinan arandanos rojos, bioflavonoides cítricos, potasio y vitamina C, por lo que es el complemento perfecto para las mujeres que quieren mantener un sistema urinario sano.

Phytocyst

Phytocyst30 Comprimidos

Se trata de un complemento dietético especialmente fabricado con el propósito no solo de tratar, sino también de evitar el desarrollo de infecciones en las vías urinarias, que suele ser mayormente indicado para casos de cistitis producida por la presencia del E.Coli; aunque del mismo modo, sus componentes lo convierten en un producto ideal para el tratamiento eficaz de otras infecciones y/o alteraciones como pielonefritis, uretritis, etc…


Debido a su contenido del arándano americano, este complemento permite combatir naturalmente las infecciones de orina; además, favorece el adecuado funcionamiento del sistema inmunitario.





Comentarios del post
Nuevo comentario
Código de validación
reload