Semillas de Uva 60 cápsulas

Semillas de Uva: se utiiza como: suplementación antioxidante. Prevención de arteriosclerosis y sus complicaciones. Enfermedades cardiovasculares (también a nivel preventivo). Ayuda en el tratamiento y prevención de desórdenes venosos y capilares incluyendo: Insuficiencia venosa, venas varicosas, hemorroides y fragilidad capilar.

Dosis recomendadas: Como complemento alimenticio a nivel preventivo y como soporte antioxidante, se sugiere tomar 1 cápsula al día (60 mg) o seguir las indicaciones de un especialista. Como complemento alimenticio a nivel terapéutico se sugiere tomar de 180 mg a 360mg al día o seguir las indicaciones de un especialista.
Gana 35 puntos De Natural (0.35)
35.00
IVA INCLUIDO
Entrega en 1-3 dias
Envio GRATIS para pedidos superiores a 40€
Ingredientes por cápsula:

EXTRACTO DE SEMILLA DE UVA O.P.C (95 % PROANTOCIANIDINAS) 60 mg; EXTRACTO DE PIEL DE UVA O.P.C (20%. PROANTOCIANIDINAS) 60 mg; MIRTILO EN POLVO 380 mg

Otros ingredientes: Estearato de magnesio vegetal.
Cápsula vegteal: Celulosa vegetal y agua pura.

DESCRIPCIÓN: EL Extracto de SEMILLA DE UVA tiene un alto contenido en O.P.C.s -oligomeric proanthocyanidin complexestal y como se denomina técnicamente su principio activo, (complejos oligoméricos de proantocianidinas). Estas proantocianidinas se encuentran en la semilla y la piel de la uva. OPCs son flavonoides vegetales que han demostrado tener una actividad farmacológica importante y gran poder antioxidante. Son un 20% más efectivos neutralizando radicales libres que la vitamina E y un 50% más eficaces que la vitamina C. Los daños de los radicales libres han estado siempre relacionados con el proceso de envejecimiento y enfermedades degenerativas crónicas tales como enfermedades de corazón, artritis y cáncer. El extracto de semilla de uva con un 95% de proantocianidinas se considera entre todos como uno de los antioxidantes más efectivos que hay. Su propiedad antioxidante tan potente, hace del extracto de semilla de uva un medio excelente en la prevención y tratamiento de enfermedades cardiovasculares, arterosclerosis y artritis.

Las proantocianidinas inhiben la síntesis de hormonas, tales como histaminas, prostaglandinas y leucotrienos responsables de las reacciones inflamatorias y alérgicas, esto explica el uso del extracto de semilla de uva en el tratamiento del asma. En pocas horas tras la toma, las proantocianidinas oligoméricas, así se ha demostrado en laboratorios, fortalecen el tejido conectivo de los vasos sanguíneos (arterias, venas y capilares). Esta propiedad fortalecedora del tejido conectivo y especialmente de los capilares es la razón por la cual se han conseguido resultados positivos del extracto de semilla de uva p.ej. para el tratamiento de varices, hemorroides y para casos de retinopatía. Los efectos beneficiosos de este producto se refuerzan y complementan gracias a los componentes añadidos de extracto estandarizado de piel de uva, con un 20% proantocianidinas y de mirtilo. El resveratrol es una substancia polifenólica presente especialmente en la piel de la uva. Diversos estudios demuestran sus propiedades favorables en la prevención de la arterosclerosis dado su efecto antioxidante, inhibidor de la agregación de plaquetas y reductor de las grasas y colesterol en la sangre, así como en la lucha contra las tres fases del cáncer (iniciación, promoción y progresión). Además la piel de la uva aporta un contenido añadido de un 20% de OPCs y el mirtilo, por su parte, es rico en antocianidinas. Un reciente estudio ha aclarado las actividades antioxidantes y los mecanismos de acción de los OPCs, apoyando las aplicaciones clínicas que se hicieron en un principio, (ejemplo: venas varicosas, fragilidad capilar y fácil aparición de cardenales.)

El objetivo del estudio presentaba 2 fines fundamentales: 1-Determinar la actividad de los OPCs para agrupar y expulsar los radicales libres. 2-Determinar los efectos inhibitorios de los OPCs en oxidasa xantina (principal generador de los radicales libres derivados del oxigeno) y en lysosoma (sistema de enzimas los cuales rigen la liberación de enzimas que pueden dañar la estructura de tejido conectivo que rodea las paredes de los capilares). El resultado de sofisticados tests nos proporcionan una explicación detallada de la acción protectora vascular de los OPCs y nos proporcionan una fuerte razón para su uso en enfermedades vasculares. En estos estudios los OPCs demostraron una habilidad para: - Bloquear los radicales libres hidróxilos. - Bloquear peróxidos lípidos y radicales libres. - Retardar el principio de la peroxidación de lípidos. - Inhibición de la producción de radicales libres. - Inhibición de los efectos dañinos de los enzymas (hyaluronidasa, elastasa y colagenasa) que pueden degradar las estructuras de tejido conectivo. Desde una perspectiva celular, una de las ventajas de la acción de agrupación y expulsión de los radicales libres que tienen los OPCs es que por su composición química son incorporados dentro de las membranas de las células. Esta característica física junto con la habilidad para proteger contra radicales libres solubles en agua y grasa proporciona una protección increíble a las células contra el daño de los radicales libres. Los investigadores concluyeron su discusión con el siguiente comentario: “Estos descubrimientos, junto con los de otros investigadores proporcionan una razón fuerte para utilizar estas sustancias en el tratamiento terapéutico de problemas microvasculares”. (Facino et al; 1994).
Selecciona país y tu código postal para calcular los gastos de envío